Ese momento en el que termina su baja por maternidad y necesita volver al trabajo es realmente un momento difícil tanto para la madre como para el niño. Muchos padres deciden contratar a una niñera para que cuide a su pequeño mientras están en la oficina. Si bien es una decisión difícil, muchos no tienen otra opción.

Para aliviar sus preocupaciones, aquí hay algunos consejos a seguir para dejar a su hijo con una niñera por primera vez (¡y para aliviar la ansiedad por separación también!)

Prepara a tu niñera

Usted conoce a su hijo más que nadie: su rutina diaria, sus juguetes y programas de televisión favoritos, lo que le gusta y lo que no le gusta, así como lo que lo frustra y lo consuela. Es importante que su niñera sepa todas estas cosas cruciales. También es importante que tenga todo lo que su bebé pueda necesitar, esté organizado y sea de fácil acceso. Sus bocadillos, fórmula, juguetes y libros favoritos, etc.

No querrás que te molesten constantemente en el trabajo porque tu niñera sigue llamando para saber dónde está esto y aquello. Esto no es una situación ideal para la primera vez para todos.

Facilítelo

Los bebés no son buenos con los cambios en su rutina, especialmente si son drásticos. La mejor manera de ayudar a su hijo a adaptarse a la situación es dándole tiempo para que se acostumbre a la nueva persona en su vida: su niñera. Haga que la niñera lo visite durante una o dos horas durante varios días antes del gran día, simplemente para jugar y conocer a su hijo.

Esto también ayuda al cuidador a familiarizarse con su nuevo entorno de trabajo.

Tómese el tiempo para “transferir a su bebé”

Cuando llega el gran día, los expertos recomiendan no entregar a su bebé a la niñera de inmediato, ya que esto provocaría ansiedad por separación. Una forma ideal de hacerlo es en un lugar neutral como cuando tu hijo está sentado en el suelo jugando o comiendo en su trona.

Haga que su niñera se involucre con su bebé y cuando esté ocupada, dele a su bebé un beso rápido y una despedida alegre. Una vez que te hayas ido, la niñera debe recoger a tu bebé, lo que lo convierte en el “salvador”, lo que iniciará su interacción con una nota positiva.

La experiencia de dejar a su bebé con una niñera para el primer diente puede ser placentera tanto para usted como para su bebé si lo aborda de la manera correcta. ¡Siga los consejos anteriores y lo será!


0 0 vote
Article Rating