La prevención de accidentes en playas y piscinas es una acción fundamental que debe ser llevada a cabo por profesionales que puedan garantizar el buen estado de todas las personas en estos entornos. Dichas personas son formadas para prevenir situaciones de riesgo y estar al tanto para corregir incidentes relacionados con el agua.

El decálogo del socorrismo

 Leer las normas de la instalación. Es preciso que las personas tengan muy presente el respeto a estas normas, así como usar elementos de protección en la piscina, como calzado apropiado, protector solar, gafas de sol y/o gorra.

 Ducharse antes y después de cada baño. En las piscinas debe vigilarse que se cumpla este requisito higiénico.

 Prestar atención al peligro. Estar atento a que

Artículo completo original publicado en ForAqua.