¿Cuánto sabemos sobre las técnicas de relajación?

Se ha realizado una gran cantidad de investigación sobre técnicas de relajación. Sin embargo, para muchas afecciones de salud, el número o el tamaño de los estudios ha sido pequeño, y algunos estudios han sido de baja calidad.

¿Qué sabemos sobre su efectividad?

Estas técnicas pueden ser útiles para controlar una variedad de afecciones de salud, incluida la ansiedad asociada con enfermedades o procedimientos médicos, insomnio, dolor de parto, náuseas inducidas por quimioterapia y disfunción de la articulación temporomandibular. Las terapias psicológicas, que pueden incluir técnicas de relajación, pueden ayudar a controlar los dolores de cabeza crónicos y otros tipos de dolor crónico en niños y adolescentes. Estas técnicas también se han estudiado para otras afecciones, pero no se ha demostrado que sean útiles, los resultados de la investigación han sido inconsistentes o la evidencia es limitada.

¿Qué sabemos sobre su seguridad?

Estas técnicas generalmente se consideran seguras para las personas sanas, aunque ha habido algunos informes de experiencias negativas, como un aumento de la ansiedad. Las personas con problemas graves de salud física o mental deben analizar estas técnicas con sus proveedores de atención médica.

¿Qué son las técnicas de relajación?

Estas técnicas incluyen una serie de prácticas tales como relajación progresiva, imágenes guiadas, biorretroalimentación, autohipnosis y ejercicios de respiración profunda. El objetivo es similar en todos: producir la respuesta de relajación natural del cuerpo, caracterizada por una respiración más lenta, una presión arterial más baja y una sensación de mayor bienestar.

La meditación y las prácticas que incluyen meditación con movimiento, como el yoga y el tai chi, también pueden promover la relajación. Puede encontrar información sobre estas prácticas en otra parte del sitio web de NCCIH.

Los programas de manejo del estrés comúnmente incluyen técnicas de relajación. Las técnicas de relajación también se han estudiado para ver si pueden ser valiosas en el manejo de diversos problemas de salud.

La importancia de la práctica

Estas técnicas incluyen lo siguiente:

  • Entrenamiento autógeno

  • Relajación asistida por biofeedback

  • Respiración profunda o ejercicios de respiración

  • Imágenes guiadas

  • Relajación progresiva

  • Autohipnosis

¿Qué dice la ciencia sobre la efectividad de los métodos de relajación?

Los investigadores han evaluado estas técnicas para ver si podrían desempeñar un papel en el manejo de una variedad de condiciones de salud, incluidas las siguientes:

  • Ansiedad

  • Asma

  • Depresión

  • Epilepsia

  • Fibromialgia

  • Dolor de cabeza

  • Cardiopatía

  • Hipertensión

  • Insomnio

  • Síndrome del intestino irritable

  • Síntomas de la menopausia

  • Calambres menstruales

  • Náusea

  • Pesadillas

  • Dolor

  • Dolor en niños y adolescentes.

  • Trastorno de estrés postraumático

  • Artritis reumatoide

  • Zumbidos en los oídos (tinnitus)

  • Dejar de fumar

  • Disfunción de la articulación temporomandibular

Lo que dice la ciencia sobre la seguridad y los efectos secundarios de las técnicas de relajación

Estas técnicas generalmente se consideran seguras para personas sanas. Sin embargo, ocasionalmente, las personas informan experiencias negativas como un aumento de la ansiedad, pensamientos intrusivos o miedo a perder el control.

Ha habido informes poco frecuentes de que ciertas técnicas de relajación pueden causar o empeorar los síntomas en personas con epilepsia o ciertas afecciones psiquiátricas, o con antecedentes de abuso o trauma. Las personas con enfermedades cardíacas deben hablar con su proveedor de atención médica antes de hacer una relajación muscular progresiva.


0 0 vote
Article Rating