Los tratamientos de primeros auxilios son prácticas médicas muy simples y que salvan vidas que pueden y deben proporcionarse en diversas situaciones de emergencia extrema. Por lo tanto, la importancia de proporcionar primeros auxilios efectivos en caso de lesión está aumentando. Como resultado, los botiquines de primeros auxilios se han convertido en una parte integral de la configuración diaria del hogar y la oficina. Tener una idea clara de cómo reunir los recursos necesarios en el botiquín de primeros auxilios es esencial. La administración oportuna de primeros auxilios puede evitar que una lesión menor se convierta en grave.

Hay una serie de fabricantes y distribuidores en el mercado actual que ofrecen suministros de primeros auxilios de alta calidad. Hay ciertos suministros de primeros auxilios que deben estar contenidos en cada kit. Vendajes estériles de varias formas y tamaños, toallitas antisépticas para limpiar la lesión antes de aplicar el vendaje, gasa y cinta médica, ungüento antibacteriano, analgésico como aspirina, guantes, tijeras, alfileres de seguridad y termómetro son algunos de los suministros indispensables de primeros auxilios.

Además, también es esencial mantener una lista de los números de emergencia locales y un manual de primeros auxilios junto con los suministros vitales de primeros auxilios. Los medicamentos, los ungüentos antibióticos y las cremas para quemaduras que han expirado no solo son ineficaces, sino que estos suministros de primeros auxilios también pueden ser dañinos cuando se usan en una condición de emergencia. Es necesario un control constante de los suministros de primeros auxilios, una vez cada tres a seis meses o al menos una vez al año, para asegurarse de que los suministros de primeros auxilios sigan siendo efectivos en el tratamiento de lesiones.


0 0 vote
Article Rating