Ser dueño de un caballo puede ser estresante, especialmente cuando el animal se lastima inesperadamente. Además de comprar productos como un gusano equimax y cuidar el bienestar de su caballo, es beneficioso conocer algunos consejos de primeros auxilios.

Oferta y demanda

Cualquiera que sea la lesión que sufra el animal, la preparación es vital. Cada patio estable y cuarto de tachuelas debe tener un botiquín de primeros auxilios, en caso de emergencia. Tener la caja a mano puede ahorrar mucho pánico en caso de que ocurra un accidente. Asegúrese de ser despiadado con el contenido, reemplazando cualquier artículo que ya no funcione y reponiendo los suministros tan pronto como sea necesario. Es una buena idea tener a mano otro botiquín de primeros auxilios cuando se conduce, en caso de que un caballo sufra un accidente al viajar por el campo. El contenido de la caja no necesita ser demasiado ostentoso. Un termómetro es una parte integral, ya que una temperatura elevada es una señal de que hay algo mal con el caballo. Una gama de almohadillas como vendajes para las piernas, gasas, vendajes autoadhesivos y almohadillas de algodón son esenciales si el caballo necesita envolver su pierna u otra parte del cuerpo. Una lesión como esta podría ser causada por un enredado en una cerca de alambre y, por esta razón, un par de tijeras afiladas son otro elemento imprescindible. Además, tenga a mano un limpiador de heridas antiséptico para eliminar cortes o perforaciones. Ninguna caja está completa sin las sales de Epsom, que pueden eliminar los cortes de manera aún más efectiva y ayudar a prevenir la infección. Por lo tanto, a la hora de comprar su caballo, no solo se debe tener en cuenta la desparasitación equest y la compra de gusanos equimax.

¿Cuál es tu emergencia?

Implementar primeros auxilios cuando se espera la asistencia de un veterinario puede ser una experiencia desalentadora. Lo primero que debe hacer es llevar al caballo a un lugar seguro, para asegurarse de que no sufra más lesiones. Es importante estar atento y recordar exactamente lo que sucedió para ayudar al veterinario tanto como sea posible al diagnosticar y tratar la lesión. Algunos cirujanos veterinarios ofrecen consejos por teléfono, lo que lo ayudará a llevar a cabo el tratamiento si los primeros auxilios son esenciales de inmediato, o si su presencia no es necesaria. El tipo de lesión sostenida es el que más afecta. Los cortes y raspones son las lesiones más comunes y necesitan atención para detener el sangrado y prevenir futuras infecciones. Es necesario evaluar la ubicación y la gravedad del corte; llame al cirujano veterinario si el caballo ha recibido algo más que un corte o pasto menor. Teniendo todo esto en cuenta, es hora de divertirse y dar un paseo; con el importantísimo botiquín de primeros auxilios, por supuesto.


0 0 vote
Article Rating