La medicina funcional es una práctica evolutiva que aborda las necesidades de atención médica únicas de aquellos en el siglo XXI.

En lugar de tratar solo los síntomas de cualquier enfermedad, la medicina funcional se enfoca en la causa subyacente de la enfermedad mediante un enfoque que se enfoca en los sistemas del cuerpo y sus funciones principales. Los profesionales trabajan para involucrar al paciente en una asociación que conducirá a una mejor salud y bienestar en general.

Los profesionales de la medicina funcional se centran en la persona completa, en lugar de solo la constelación aislada de síntomas. Esto cambia la medicina de la atención tradicional por enfermedad a un enfoque más centrado en el paciente. Estos profesionales pasan mucho tiempo con sus pacientes y escuchan historias, al tiempo que evalúan el entorno, el estilo de vida y los factores genéticos que pueden desempeñar un papel en la salud a largo plazo y el desarrollo de enfermedades crónicas. Al hacerlo de esta manera, los profesionales ofrecen a sus pacientes una experiencia única en el cuidado de la salud, lo que conducirá a un mayor compromiso y vitalidad para cada individuo.

¿Por qué se necesita medicina funcional?

Hay varias razones por las cuales la medicina funcional se ha vuelto cada vez más popular en nuestra cultura. Algunas de estas razones incluyen las siguientes:

La práctica médica actual está dirigida a la atención aguda (o atención por enfermedad), el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades o traumas, y las afecciones que requieren atención urgente, como huesos rotos o apendicitis. La medicina no se centra en el bienestar de un cuerpo humano, sino en la curación de un cuerpo ya enfermo.

Hay un aumento drástico en el número de diagnósticos de enfermedades crónicas entre aquellos en nuestra sociedad. Estas enfermedades incluyen enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades mentales, cáncer y afecciones autoinmunes como la artritis reumatoide. Los enfoques médicos de atención aguda no permiten la capacidad de tratar o prevenir enfermedades crónicas complejas. Esto generalmente se debe a que no tiene en cuenta la composición única de los factores individuales o externos que podrían estar jugando un papel, especialmente en el medio ambiente, que nos expone a todos a las toxinas. Las elecciones de estilo de vida también juegan un papel primordial en la salud general y pueden tener una influencia directa en el aumento de enfermedades crónicas en nuestra cultura occidental.

Existe un gran abismo entre la forma en que los médicos practican y la investigación en sus campos seleccionados. Esta brecha es enorme, hasta 50 años, especialmente en el campo de las enfermedades crónicas.

Lamentablemente, la mayoría de los médicos modernos no están capacitados para buscar las causas subyacentes de la enfermedad. No se les enseña a mirar estrategias de tratamiento como la dieta, la nutrición y el ejercicio que podrían mejorar las enfermedades en sus pacientes.

Medicina funcional diferenciación

Los orígenes, la prevención y el tratamiento de las enfermedades crónicas, especialmente, son una preocupación primordial para un profesional de la medicina funcional. Los principios de la medicina funcional que los diferencian de los enfoques conservadores incluyen los siguientes:

Atención médica centrada en el paciente: Todo el paciente es el foco principal. Esta práctica promueve la vitalidad positiva más allá de la ausencia de enfermedades y promueve la buena salud general. Al escuchar verdaderamente a los pacientes & # 39; historias y antecedentes, el practicante de medicina funcional puede guiar al paciente hacia el autodescubrimiento y luego adaptar el tratamiento para satisfacer sus necesidades individuales.

Enfoque científico e integrador de la salud: Esto es único en sí mismo. Los médicos buscan las causas de la enfermedad evaluando la red de interacciones en la historia, el estilo de vida y la fisiología del paciente. Solo, la composición genética de una persona puede causar enfermedades, por lo que es una preocupación primordial para un profesional de la medicina funcional. Además, tanto los factores externos (entornos sociales y físicos) como los internos (cuerpo, mente y espíritu) también afectan la salud general del cuerpo.

Usando las mejores prácticas médicas que son integradoras: La práctica reúne tanto las prácticas de medicina alternativa como las prácticas médicas occidentales tradicionales. Se centran principalmente en la prevención a través de la dieta, la nutrición y las rutinas de ejercicio. Utilizan los mejores y más recientes resultados de laboratorio y otros estudios de diagnóstico para ayudar en el diagnóstico y el tratamiento de cada individuo. Prescriben una combinación de medicamentos farmacéuticos, suplementos naturales, productos botánicos, programas de desintoxicación, estrategias de manejo del estrés y dietas terapéuticas.


0 0 vote
Article Rating