Vivir al ritmo frenético actual hace que algunas personas tomen atajos que dejan un efecto secundario negativo persistente, para todos. Por ejemplo, hay algunos que no se bañan a diario, ni se lavan las manos después de usar el baño. He visto a personas sentarse a comer sin lavarse las manos primero, e incluso estornudar en sus manos sin seguir ninguna medida sanitaria. Todos hemos notado que las personas en los baños públicos salen de un puesto e inmediatamente se dirigen a la puerta de salida, ¿y qué hay de la persona en el automóvil junto a usted en un semáforo que se muerde la nariz con las manos desnudas? ¡Ay! No podemos resolver todos estos problemas, pero podemos hacer mella usando regularmente un bidé. Como lo atestiguará cualquier germaphobe certificado, ¡la mejor medicina es la medicina preventiva!

El bidet no requiere destreza ni coordinación manual, lo que lo hace perfecto para discapacitados y ancianos, así como para todos los demás. Debido a que el bidé se limpia sin tocarlo, se puede eliminar la posibilidad de contaminación fecal en manos, piel, ropa y accesorios de baño.

El bidet también brinda atención suave y no irritante para muchos otros problemas de salud, incluidas hemorroides, erupciones cutáneas y atención posparto para nuevas madres. Es el accesorio perfecto para el baño de higiene personal y proporciona a sus usuarios una herramienta rápida y fácil para mejorar la salud y la higiene.

Las hemorroides, es una condición que se irrita por el uso de papel higiénico, y puede aliviarse con el uso del bidé. El bidé Biffy limpia fácilmente alrededor de las hemorroides sin contacto manual o el agravamiento de cualquier tipo de roce. El enjuague calmante promueve una curación más rápida y mantiene una higiene adecuada en el futuro. Un beneficio adicional es que la estimulación rectal suave del agua también alivia el estreñimiento. En pocas palabras, el bidé Biffy es bueno para tu cuerpo.


0 0 vote
Article Rating