En mayo del 2019, por acuerdo de los 194 Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (entre ellos España) reunidos durante su 72ª Asamblea Mundial de la Salud, se estableció el 17 de septiembre como el Día Mundial para la Seguridad del Paciente, con objeto de despertar una mayor concienciación y participación de la sociedad, ampliar conocimientos y fomentar la solidaridad y adopción de medidas para disminuir los daños a los pacientes asociados a la atención sanitaria.

Este año, la pandemia del COVID-19, ha puesto de manifiesto las enormes dificultades y las situaciones extremas y estresantes a las que se enfrentan actualmente los profesionales de la salud en todo el mundo. Muchos sanitaros han sido contagiados por el

Artículo completo original publicado en Sano y salvo.