La salud del animal es indispensable en el cultivo de alpaca. Una manada de alpacas debe mantenerse segura, cómoda y bien alimentada para producir los mejores resultados.

Algunos seres humanos se referirían a la alpaca como dócil. Son presas en su entorno natural. Además, son conscientes de que enmascarar sus dolorosas reacciones les ayudará a vivir más tiempo en la naturaleza. En una granja, estos hechos siguen siendo ciertos.

Dado que estas criaturas son lindas y tiernas, debería ser fácil desarrollar una relación con cada animal individual. Con este enfoque, puede evaluar fácilmente el rebaño e identificar cualquier alpaca que sufra lo antes posible. Si una alpaca en particular no exhibe el mismo grado de amabilidad y efervescencia que el día anterior, esto puede indicar que el animal no está bien o ha sido lastimado.

Por lo general, una inspección minuciosa del animal le dará al agricultor exigente un informe inmediato del bienestar del animal.

Causas comunes de disposición inusual:

Parisitas y Enfermedades

Póngase en contacto con veterinarios locales y otros propietarios de camélidos para averiguar qué enfermedades son comunes en su área. Abundan las enfermedades, pero rara vez se manifiestan de manera peligrosa. La detección y el tratamiento tempranos evitarán la propagación de una enfermedad en todo el rebaño. Las siguientes enfermedades son una posibilidad:

• Vírus del oeste del Nilo

• diarrea viral bovina

• fiebre aftosa

• Gusano meníngeo transmitido por rabia, garrapatas, piojos o venados.

La aparición real de cualquiera de estas enfermedades es rara en la alpaca, pero si no está seguro de la condición de su animal, consulte con un veterinario.

Gusanos

Tenga cuidado con la frecuencia con la que administra medicamentos antiparasitarios. Con demasiada frecuencia, un gusano puede hacer que los gusanos sean más resistentes al tratamiento, lo que lleva a la necesidad de medicamentos más concentrados o costosos. Controle su propia área y administre un gusano trimestralmente o cuando realmente se detecte la infestación. La densidad de alpaca en una granja determina la tasa de propagación de una enfermedad. Estudie los excrementos de alpaca en busca de signos de gusanos y gire a nuevos pastizales si se detectan gusanos.

Lesión

Si una alpaca tropieza, se acuesta en el suelo y se niega a levantarse o muestra signos de un hueso roto, puede lesionarse. Si la lesión es menor, puede intentar tratarla usted mismo. Sin embargo, si es más grave, consulte a un veterinario.

No te asustes. En general, las alpacas son animales sanos y muy fáciles de cuidar. La salud básica de la alpaca es una parte integral del cultivo de alpaca.


0 0 vote
Article Rating