Si atendemos a la definición de la RAE, la adicción puede describirse como una “dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico”.

La vulnerabilidad frente a una adicción depende de múltiples factores, como el tipo de sustancia o experiencia en cuestión y puede variar de una persona a otra, además de verse afectada tanto por factores ambientales como genéticos.

En cualquier caso, la adicción rara vez aparece de la noche a la mañana, se trata del resultado de un proceso que suele comenzar con un uso recreativo o puntual y se convierte en adicción como resultado de una progresión que pasa por distintas etapas.

 

Iniciación

El paso inicial en cualquier tipo de adicción es probar por primera vez la sustancia o experiencia

Artículo completo original publicado en Help Adicciones.