El idioma español ha cambiado radicalmente durante los últimos mil años. A principios del siglo XI d. C., la literatura española comenzó su andadura cuando los musulmanes de Iberia escribieron “jarchas”, una mezcla de poesía árabe y latina. A partir del siglo XIII, los cristianos no musulmanes de España y Portugal escribieron muchas obras de poesía y prosa. En ambos países, el idioma de estos primeros textos ibéricos fue una síntesis de dialectos de conquistadores anteriores: fenicios, cartagineses, griegos, romanos, visigodos, judíos y musulmanes. Alfonso X, rey “sabio” de Portugal compuso un número exhaustivo de literatura poética, pero la mayoría de estas obras están en gallego-portugués. En el siglo XIV, escritores españoles compusieron la mayor parte de su poesía y prosa. La ortografía de muchas palabras en español antiguo es errática y confusa, pero he incluido una lista de citas traducidas medievales-modernas y palabras de textos en español antiguo.

Intente leer estas citas de dos textos en español medieval:

1.Dixo Dina: – Dizen que avia un rrico ome en una cibdat e tenia una mugger muy ‘fermosa e entendida.’ (Calila e Dimna, 15).

Ortografía moderna: Dijo Digna: – Dicen que había un rico hombre en una ciudad y tenía una mujer muy ‘hermosa y entendida’. Traducción: Digna dijo: “Dicen que había un hombre rico en una ciudad y que tenía una esposa (mujer) muy hermosa y sabia”.

2.Ya lo vee el Cid que del rrey non avie gracia. Partios de la puerta por Burgos aguijava, lego a Santa Maria luego descalvaga, ‘finco los inojos de coracon rrogava. La oracion fecha luego cavalgava; salio por la puerta e (en) Arlancion passava. (El Poema del Cid, 52-57).

Ortografía moderna: Ya lo ve el Cid que del rey no había gracia. Partió de la puerta por Burgos aguijaba, llegó a Santa María luego descalbaga, hincó los inojos de corazón rogaba. La oración hecha luego cabalgaba; salió por la puerta y en Arlanción pasaba.

Traducción: El Cid sabía que el rey estaba enojado. Se apartó de la puerta, galopó por Burgos, directo a la catedral de Santa María, donde se dejó caer de su caballo. Cayó de rodillas y oró con el corazón. En el momento en que terminó su oración, se fue. Salió por la puerta y cruzó el Arlacion (río).

Las reglas ortográficas básicas del español medieval se agrupan de la siguiente manera:

vb: avere- (h) aber, (tener); fablava-hablaba, (habló) avia- (h) abia, (tenía);

fh: fablar-hablar, (hablar); fazer-hacer, (hacer, hacer); fasta-hasta, (hasta); fijo / a-hijo / a, (hijo, hija); fallar-hallar, (encontrar); fer-ser, (ser); fago-hago, (hago, hago);

zc: fazer-hacer, (hacer, hacer); dezir-decir, (decir); plazer-placer, (complacer). (La “z” da a las palabras un sonido “z” o “ts”).

qu-cu (al principio de la palabra): quando-cuando, (cuando); cual-cual, (que, cual); quanto-cuanto, (cantidad); cuarto-cuarto, (cuarto); quarto-cuatro, (cuatro).

td (al final de la palabra): maldat-maldad, (mal); verdat-verdad, (verdad); cibdat-ciudad, (ciudad); piedat-piedad, (piedad).

xj: dixo-dijo, (dijo); Ximena-Jimena, (nombre de mujer); dexo-dejo, (me voy). (La “x” hace un sonido de “sh”).

ss-s: passar-pasar, (pasar tiempo, pasar); vassalos-vasallos (vasallos);

rr-r: rrico-rico, (rico), rrey-rey (rey). (Las dos r al principio de una palabra producen el sonido “trino”).

l-ll: lorar-llorar (llorar); lueve-llueve (está lloviendo); lover-llover (llover). Las dos LL juntas se pronuncian como una “y”.

Las palabras que comenzaron con “de” se contrajeron con palabras que hoy están separadas:

Dello-de ello, deste-de este, della-de ella, dalli-de alli, daquel-de aquel;

mn antes de “b” o “p”: lunbra-lumbra, (luz); canpos-campos, (campos); nonbre-nombre (nombre).

uv: oluidar-olvidar, (olvidar); auia-avia, (tenía); caualgar-cavalgar (montar a caballo).

Otras palabras en español medieval incluyen:

agora-ahora (ahora);

omne, ome, ombre-hombre (hombre);

asaltante, muggier-mujer (mujer, esposa);

do-donde, (donde); doquiera-dondequiera (donde sea);

ca-causa (porque);

no-no;

nin-ni; (ninguno).

Esta lista es solo una guía básica para la ortografía de palabras en la literatura española medieval. Si lees toda la literatura castellana entre los siglos XI y XV, probablemente no reconocerás todas las palabras porque hay una asombrosa cantidad de grafías diferentes. La ortografía es errática. En El Poema del Mio Cid, muchas palabras están dispersas o faltan. Hay espacios entre palabras, letras y acentos; No es de extrañar que se recopilaran muy pocas obras durante el siglo XI. En los siglos XIV y XV, la gramática utilizada en la poesía se volvió mucho más estable y las palabras más reconocibles. El cambio en la ortografía también incluyó cambios mínimos en la pronunciación y la gramática. La prosa siguió un patrón menos errático de letras, acentos y palabras inconexas; sus frases eran mucho más completas.

A finales del siglo XV, el Renacimiento que nació en Italia fue adoptado por la cultura española. Muchos estudiosos creen que este fenómeno cultural comenzó en 1492 cuando Elio Antonio de Nebrija escribió el primer libro de gramática española, La Grammática de la Lengua Castellana, que establece reglas estandarizadas para la ortografía, pronunciación y gramática del español. Al mismo tiempo, se crearon muchas obras literarias, como: Amadís de Gaula, La Celestina, La Jaula de Amor, y composiciones poéticas de Jorge Manrique, el marqués de Santillana, Íñigo López de Mendozay escritores anónimos también. También se escribieron y cantaron producciones populares como romances, villancicos y canciones de amor. La mayoría de las obras se escribieron en español “temprano moderno”, porque había algunas palabras y sonidos que habían evolucionado del español medieval; Pero eso estaba por cambiar.

En el siglo XVI, las palabras de los escritores comenzaron a parecerse a la forma en que se escriben las palabras en español hoy. Obras conocidas como Lazarillo de Tormes se escribieron, lo que rompió la incómoda ortografía del vocabulario español. En el siglo XVII, las palabras españolas modernas son plenamente reconocibles en la famosa obra de Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha.

En este momento, España también colonizó partes de América del Norte y toda América Central y del Sur, excepto Brasil. El español se volvió aún más importante como idioma, no solo para España sino para sus colonias. Hoy en día, 400 millones de personas hablan español en más de 20 países. El español moderno incluye muchas más palabras, acentos y dialectos de todos estos países que fueron afectados por España.

El siglo XI trajo cambios ortográficos al idioma español. Dado que la composición de El Poema del Mio Cid Hasta las últimas publicaciones del siglo XXI de autores españoles y latinoamericanos, las alteraciones lingüísticas se han documentado a través de la literatura escrita. Dicho esto, el idioma español ha evolucionado con el tiempo, probablemente más que cualquier otro idioma romance, incluso quizás la mayoría de los idiomas.


0 0 votes
Article Rating