Desde enero de 2019, todos los contadores eléctricos de los clientes de baja potencia (hasta 15 kW) en España son ,o han sido sustituidos por, contadores eléctricos inteligentes, permitiendo a las distribuidoras realizar medidas de consumo y distintas operaciones de gestión de los puntos de suministro de forma remota.

La mitad del parque de contadores eléctricos inteligentes del mercado español emplea una pila de comunicaciones PLC basada en PRIME 1.3.6 para las capas inferiores y DLMS en capa de aplicación. En marzo de 2020 Tarlogic presentó en la RootedCON de ese mismo año los resultados de su investigación en materia de seguridad en este tipo de redes, demostrando que el tráfico a nivel de PRIME no contaba con ningún tipo

Artículo completo original publicado en Tarlogic.