Albert Einstein nos dejó algunas frases realmente ingeniosas: «Todas y todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todas las personas ignoramos las mismas cosas». Nos ocurre tanto a nivel personal como profesional: dominamos algunos ámbitos, mientras que necesitamos más tiempo para comprender otros. Y en la empresa, el tiempo es dinero.

Las plantas industriales se enfrentan a diario a múltiples riesgos que pueden poner en jaque la producción. Sin embargo, las pymes se encuentran con que no cuentan con la infraestructura y conocimiento necesarios para hacer frente a este reto, o las personas dedicadas a ello no disponen del tiempo suficiente para testar y comparar herramientas y mantener actualizados sus conocimientos. Seguir el ritmo

Artículo completo original publicado en Sarenet.