Los sistemas de información sanitaria tienen profundas implicaciones a nivel de seguridad y ética. Por lo tanto, el artículo abordará los problemas críticos de privacidad, seguridad y ética de la salud.

La aplicación de las tecnologías de cibersalud debe tener en cuenta las preocupaciones sobre la seguridad de los datos y la confidencialidad de la salud de la información. Dado que las tecnologías de salud electrónica están disponibles para un gran número de usuarios en grandes áreas geográficas, el acceso a la seguridad se ha convertido en una preocupación importante. Para evitar cualquier problema de seguridad, el sistema de información debe estar dotado de protección de cortafuegos adecuada, cifrado de datos y acceso con contraseña. Sin embargo, los virus informáticos se vuelven cada vez más complejos y sofisticados a medida que se desarrolla la tecnología de seguridad.

Los desafíos de seguridad han amenazado a la industria de la salud en los últimos años. Las tecnologías a las que recurre la informática sanitaria presentan la ventaja de ser mejoradas y la desventaja de que se puede realizar un acceso ilegítimo a la información. Con el fin de simplificar y proteger la administración de la facturación de atención médica, en 1996 se emitió la Ley de Responsabilidad y Portabilidad del Seguro de Salud, que establece una serie de reglas y procedimientos médicos y de privacidad que deben aplicar todos los proveedores de atención médica. Cubriendo proveedores de atención médica, planes de salud y centros de intercambio de información médica que comunican información del paciente en formato electrónico, HIPAA tiene la intención de garantizar la información médica protegida de las personas. Muchos protocolos y métodos técnicos se han presentado como una solución a los problemas de seguridad. Entre ellos, uno puede mencionar el protocolo de Capa de sockets seguros (SSL) y la Seguridad de protocolo de Internet (IPSec) como los más conocidos y utilizados.

La confianza mutua entre varios participantes en el ámbito de la atención médica se ha construido a través del componente legislativo, ya que se propusieron y pusieron en vigencia leyes para proteger la información médica personal.

Otra fuente de preocupación potencial en los sistemas de salud se deriva de la mencionada anteriormente y se refiere a la cuestión de la ética y el “juego limpio”. Es este aspecto el que se invierte con gran importancia porque la ética representa un ingrediente esencial para el desarrollo intensivo y eficiente de la salud electrónica. Ofrece a los ciudadanos y profesionales de la salud electrónica la garantía de que no serán víctimas de fraude, información médica errónea, abuso de datos del consumidor, comercialización de productos y servicios de poco o dudoso valor, o servicios de atención electrónica insatisfactorios. Para supervisar el desarrollo y la expansión de la salud electrónica, deben crearse políticas y mecanismos para que el fraude y las prácticas poco éticas sean sancionadas, prevenidas y desalentadas y se conserve la privacidad y confidencialidad de los datos electrónicos de los pacientes.


0 0 vote
Article Rating