Artículo original publicado en Ten golf

El balance del Abu Dhabi HSBC Golf Championship no deja ningún lugar a la duda. Los datos son irrefutables. El nuevo plan contra el juego lento puesto en marcha por el European Tour en 2019, y endurecido con motivo de esta primera Rolex Series del año, es un éxito. Los ‘sospechosos habituales’, es decir, aquellos jugadores que todos en el Tour saben perfectamente que son lentos, se han puesto las pilas ante los castigos más severos y el ritmo de juego se ha acelerado de manera notable.

VÍDEO: Un balance final: La Armada, uno a uno, y un apunte sobre la Ryder

El algodón no engaña. El European Tour tenía previsto ayer una media de cuatro horas y 31 minutos de duración para cada uno de los partidos de la última ronda de Abu Dhabi. Pues bien, la media final de todos los partidos fue de cuatro horas y 25 minutos. Teniendo en cuenta que los dos primeros partidos del día fueron de dos jugadores, se le ganó seis minutos de media. Un éxito. 

El último partido del día, formado por Lee Westwood, Bernd Wiesberger y Francesco Laporta, que siempre tiene más margen al cerrar el campo y, en teoría, jugar con la presión de que se está disputando la victoria, tardó cuatro horas y 34 minutos. Esto es tres minutos por encima del tiempo estipulado por el European Tour de 4:31, aunque en realidad fueron seis minutos menos del tiempo que tenía previsto el European Tour para la finalización de la jornada. Otro éxito absoluto.

Ras de hierba: Cuatro décadas distintas viendo ganar a este chico

La conclusión general es que los ‘sospechosos habituales’ se han puesto las pilas. Así lo han corroborado los árbitros del European Tour, según ha podido saber Ten Golf. ¿Qué significa que se han puesto las pilas? Muy fácil, principalmente que han hecho caso a las recomendaciones del Circuito y han conseguido estar preparados para ejecutar su golpe cuando les llegaba su turno. Han agilizado las rutinas. Está más que demostrado que los jugadores, todos, son capaces de jugar rápido cuando están siendo cronometrados, y con este nuevo plan, especialmente con el ‘monitoring penalty’, han acelerado sus ritmos. Recuerden que el ‘monitoring penalty’ es cuando superan el tiempo estipulado para pegar un golpe cuando están en posición (85 segundos si es primero y 70 para el segundo y tercero). Al segundo ‘monitoring penalty’ reciben una sanción económica de 3.450 euros y al tercero durante la temporada de 6.900… Y así sucesivamente.

¿Por qué es tan bueno Lee Westwood?: Hablan Sergio García y Rafa Cabrera Bello

Los ‘bad time’ o malos tiempos se dan cuando el jugador, estando fuera de posición, tarda más de lo estipulado (50 segundos para el primero en jugar y 40 para el segundo y tercero). El segundo mal tiempo en un torneo supone un golpe de penalidad. En Abu Dhabi ningún jugador ha recibido un golpe de penalidad por ello, pero sí se han producido algunos malos tiempos. El domingo, por ejemplo, lo recibió Erik Van Rooyen, un jugador calificado como lento por todos sus compañeros.

El éxito del plan contra el juego lento del European Tour en Abu Dhabi tiene, eso sí, algunos matices. El primero es que las salidas a intervalos de once minutos, en lugar de diez, ha ayudado mucho a la agilización del juego. De hecho, había partidos que habían terminado el hoyo 1 antes de la salida del partido siguiente. Había más margen en caso de ‘rulings’ o búsqueda de bolas.

Álbum: la jornada final del Abu Dhabi HSBC, en fotos

El otro matiz tiene que ver con esto último. Abu Dhabi es un campo en el que no suele haber muchos problemas para buscar bolas. Es un campo bastante franco y el tiempo también ha ayudado bastante. Así las cosas, no hay que bajar la guardia y seguir apretando para lograr una agilización real del juego. En el Omega Dubai Desert Classic de esta semana habrá una nueva prueba.

Sergio García y Fleetwood fueron los primeros en felicitar a Westwood

La entrada Éxito total (con algún matiz) del nuevo plan contra el juego lento se publicó primero en Tengolf.

Si quieres leer artículos como este, visita Ten golf