Artículo original publicado en Curiosidades de la microbiologia


Si le gusta la microbiología seguramente habrá oído hablar de la película “El doctor Arrowsmith“. Dirigida en 1931 por John Ford, adapta la novela homónima escrita en 1925 por el premio Nobel Sinclair Lewis. Entre las distintas vicisitudes que le ocurren al microbiólogo protagonista está el descubrimiento de un bacteriófago que elimina las bacterias de forma rápida y eficaz, por lo que podría ser usado como una nueva terapia contra las infecciones bacterianas. Sin embargo su alegría se ve empañada cuando su mentor le informa que en Francia, el investigador Felix d’Herelle se le ha adelantado y ya ha publicado el mismo descubrimiento.

Entrada publicada en el blog Microbichitos. Para continuar leyendo clickea aquí.

Si quieres leer artículos como este, visita Curiosidades de la microbiologia