Artículo original publicado en Obras Web


La recurrencia en contrataciones públicas sin licitación generaron desviaciones por 3,400 millones de pesos en 2015.

Si quieres leer artículos como este, visita Obras Web